Menu Close

Como hacer que la bañera para ancianos sea más segura

A medida que las personas mayores envejecen, la movilidad y el equilibrio a menudo se convierten en problemas más importantes. Los resbalones y las caídas pueden volverse más frecuentes, lo que hace que algunos lugares en el hogar sean más peligrosos.

Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, el 80 por ciento de las caídas ocurren en el baño, por lo que hacer que una bañera sea segura para un ser querido de edad avanzada puede mantenerlo seguro y brindarte una gran tranquilidad.

En este artículo exploraremos algunas tácticas que se pueden utilizar para hacer que las bañeras sean más seguras para las personas mayores.

Consejos sobre cómo salir de una bañera de forma segura sin barras de apoyo

[mv_video jsonLd=”true” key=”puhug5riupln2kyuhhpz” ratio=”16:9″ thumbnail=”https://mediavine-res.cloudinary.com/video/upload/puhug5riupln2kyuhhpz.jpg” title=”Tips On How To Safely Get Out Of A Bathtub Without Grab Bars”]

Este video demostrará cómo salir de una bañera de forma segura sin un asiento de baño ni barras de apoyo. Sin embargo, está en inglés.

Por favor, ten en cuenta que puedes implementar medidas de seguridad para protegerte de posibles peligros en el baño, pero puede llegar un momento en el que una bañera ya no sea una opción segura para un ser querido de edad avanzada.

Si este es el caso, te sugiero que explores otras opciones, como bañeras con entrada accesible o duchas de acceso sin barreras, que serían más seguras para ellos.

8 formas de hacer una bañera más segura para personas mayores

Aquí hay algunas precauciones de seguridad que se pueden tomar para hacer una bañera más segura para personas mayores:

  • Instalar barras de agarre: Estas proporcionan apoyo para las personas mayores al entrar y salir de la bañera.
  • Usar alfombras antideslizantes: Colocarlas dentro y fuera de la bañera para prevenir resbalones en superficies mojadas.
  • Usar una silla de baño o un banco de transferencia para bañeras: Estos permiten a las personas mayores sentarse mientras se bañan, reduciendo el riesgo de caídas y lesiones. (Nota: las sillas de baño también se llaman sillas de ducha).
  • Usar una ducha de mano: Esto permite a las personas mayores bañarse mientras están sentadas y reduce la necesidad de estirarse y alcanzar objetos.
  • Reemplazar las manijas redondas del grifo por una manija de palanca: Esto facilita que las personas mayores puedan abrir y cerrar el agua.
  • Aplicar un recubrimiento antideslizante: Esto se puede aplicar en la superficie de la bañera para reducir su resbalosidad.
  • Instalar un elevador de bañera: Es un asiento mecánico que puede bajar y elevar a una persona dentro y fuera de la bañera.
  • Aprender la forma correcta de salir de una bañera: Conocer el método más seguro para salir de una bañera puede prevenir caídas.

Para recomendaciones específicas para tu persona y tu espacio personal, te recomendaría que consultes con un terapeuta ocupacional o un especialista en seguridad del hogar. Ellos podrán evaluar tus necesidades y brindarte asesoramiento personalizado para hacer tu bañera más segura.

1) ¿Qué es una barra de agarre?

Una barra de agarre es exactamente lo que parece: una barra en la bañera a la cual una persona mayor puede agarrarse para obtener apoyo.

Tener una barra de agarre en la bañera proporciona no solo apoyo físico para una persona mayor, sino también apoyo psicológico.

Como mencioné anteriormente, el miedo a caer puede evitar que una persona continúe con sus actividades diarias normales.

En este caso, si una persona mayor tiene miedo de caerse en la bañera, es posible que comience a evitar bañarse o ducharse, lo que puede ocasionar problemas de higiene, como infecciones y problemas en la piel.

Sé que puede parecer extremo pensar que alguien dejaría de atender su cuidado personal después de una caída, pero en la mente de una persona mayor, el miedo es muy real.

Una barra de agarre ayuda a aliviar ese miedo y es una opción bastante asequible.

¿Dónde deben colocarse las barras de agarre en una bañera?

Una vez que decidas qué tipo de barra de agarre (horizontal o vertical) es la mejor para tu familia, debes determinar dónde colocarla en la bañera o área de la ducha.

Debes posicionar las barras de agarre en lugares donde resulte cómodo para el usuario. Esto puede significar instalarlas de forma vertical, horizontal o en un ángulo.

Recomiendo cuatro barras de agarre en el área de la ducha:

  • Una en la entrada de la bañera.
  • Una a lo largo de la pared lateral de la bañera.
  • Una junto al mango del grifo.
  • Una sujetada en el lateral de la bañera.

Lee nuestro artículo sobre los diferentes tipos de barras de agarre y dónde colocarlas en un baño.

En la entrada de la bañera

Una barra de agarre vertical en frente de la bañera es una buena idea. Si actualmente tienes toalleros cerca de la bañera, puede que quieras considerar reemplazarlos con barras de agarre.

Esto funcionaría mejor en la pared justo afuera de la bañera, en el extremo opuesto al grifo, para que la persona mayor pueda agarrarse a ella mientras entra en la bañera.

Una barra de agarre fuera de la bañera es una buena idea porque evita que alguien se agarre a algo menos estable, como un toallero o una puerta de vidrio corrediza.

En la pared dentro de la bañera

Dentro de la bañera, tienes algunas opciones diferentes para las barras de agarre.

Puedes colocar una barra de agarre horizontal encima del grifo y el mando de temperatura, o instalar una barra vertical justo al lado.

Esto permite que una persona mayor se sujete a ella mientras opera el mando de temperatura.

También puedes colocar una barra de agarre horizontal, o incluso dos, en la pared larga de la bañera.

Si colocas dos, le brindas a la persona mayor una barra a la que puede alcanzar al comenzar a levantarse y luego otra a la que puede aferrarse mientras continúa levantándose.

Al menos una de las barras de agarre horizontales a lo largo de la pared debe colocarse a unos 30 pulgadas desde el piso de la bañera.

Esta es una altura adecuada para poder utilizarla mientras te duchas o al entrar y salir de la bañera.

La ubicación exacta de las barras de agarre puede variar ligeramente según la altura de la persona que las necesite.

Al instalarlas, simplemente imagina crear un pasamanos que sea accesible desde todas las áreas de la bañera.

¿Cuánto tiempo debe ser una barra de agarre?

La longitud de la barra de agarre variará un poco dependiendo de las dimensiones de tu bañera. En general, cuanto más larga sea la barra de agarre, mejor.

Como mencioné antes, deseas crear un pasamanos al que una persona mayor pueda alcanzar desde todas las áreas de la bañera.

Otro factor a considerar en cuanto a la longitud de la barra de agarre es que es mejor obtener una barra de agarre de 16 pulgadas o una cuya longitud sea un múltiplo de 16 (por ejemplo, 32 pulgadas o 48 pulgadas).

Esto se debe a que la mayoría de los montantes están ubicados a una distancia de 16 pulgadas entre sí.

Es mejor sujetar las barras de agarre a los montantes para que sean lo más firmes posible.

Si no tienes otra opción, puedes utilizar un dispositivo de anclaje, como los anclajes SecureMount de Moen, sin embargo, es mejor fijar la barra de agarre a un montante.

¿Son seguras las barras de agarre con ventosa?

Las barras de agarre con ventosa, como la barra de asistencia Safe-Er-Grip de Changing Lifestyles, hacen lo que su nombre indica: se adhieren a la pared del baño mediante ventosas.

Las barras de agarre con ventosa son populares porque no requieren instalación permanente.

Si la persona mayor se muda, son portátiles, y además no es necesario llenar agujeros o reparar el yeso si se reposicionan.

Por estas razones, es posible que pienses que una barra de agarre con ventosa es una buena idea, pero ¿realmente funcionan? En este caso, sería mejor reconsiderarlo. Las barras de agarre con ventosa pueden desplazarse fácilmente o simplemente perder su succión.

Estas barras de agarre solo se adhieren a una superficie plana, por lo que no funcionarán en todas las superficies de bañeras (como azulejos pintados).

Tampoco suelen funcionar en los pequeños azulejos que se encuentran a menudo en los baños más antiguos, ya que las ventosas son demasiado grandes.

Este tipo de barra de agarre NO se puede usar en paneles de yeso (ni en ninguna otra superficie porosa), por lo que solo se pueden colocar en un baño.

TEN EN CUENTA: las barras de agarre con ventosa son estrictamente para ayudar al usuario a mantener el equilibrio. ¡NO SOPORTARÁN ningún peso corporal! Podrían ser peligrosas si tu ser querido mayor depende de ellas para sostenerse o si se aferran a ellas cuando se están cayendo.

Las ventosas a menudo se sueltan por sí solas (esto lo sabrás si alguna vez has intentado colgar algo en una ventana con una ventosa).

Si tu ser querido mayor tiene barras de agarre con ventosa en su área de bañera, por favor asegúrate de que revisen la barra antes de cada uso para asegurarse de que aún esté adherida a la superficie.

¡Recomendamos enfáticamente que no confíes en una barra de agarre con ventosa!

La mejor opción para hacer que una bañera sea segura para una persona mayor es una barra de agarre atornillada.

Barras de agarre integradas

Estoy encantado/a con las nuevas barras de agarre integradas. Combinan una barra de agarre estándar con mini estantes, porta papel higiénico, porta jabón, toalleros, entre otros.

Los fabricantes están siendo muy creativos al integrar la función de una barra de agarre con productos que ya se utilizan en el baño.

Aquí tienes un ejemplo de una barra de agarre integrada con un estante para que te hagas una idea de cómo lo están haciendo.

Moen fabrica este producto en particular. Se puede instalar en cualquier ángulo y soporta hasta 250 libras de peso.

Moen también indica que el peso que soportará aumenta a 500 libras si la barra de agarre se fija a un montante o al instalarla en la pared de la bañera con algo como los anclajes SecureMount que mencioné antes (se venden por separado).

Si las barras de agarre no son adecuadas, podemos recomendar un elevador de bañera, que básicamente es un asiento mecánico que se coloca en la bañera y que puede bajar y subir utilizando un control remoto.

2) Acerca de las alfombras antideslizantes

Por supuesto, querrás asegurarte de que el suelo fuera de la bañera también sea antideslizante, y puedes solucionarlo fácilmente colocando una alfombrilla antideslizante como esto.

La superficie antideslizante de este tipo de alfombrilla proporciona una superficie estable y un agarre firme bajo tus pies, incluso si hay jabón o agua en el fondo de la bañera.

Las alfombrillas antideslizantes están disponibles en diferentes formas y tamaños, por lo que puedes encontrar fácilmente una que se ajuste a la decoración de tu baño, al mismo tiempo que te mantiene seguro y protegido.

3) Silla de baño y bancos para bañera

Otra característica adicional que puedes considerar utilizar es una silla de baño o un banco para la bañera.

Para aquellas personas con movilidad limitada o problemas de equilibrio, estar de pie durante un período prolongado puede ser un desafío, especialmente cuando la superficie está mojada.

Un banco para la bañera o una silla de baño proporciona una superficie estable para sentarse mientras te duchas, facilitando el lavado de áreas de difícil acceso y reduciendo el riesgo de resbalones y caídas.

Existen muchas variedades diferentes y la que elijas dependerá de tus discapacidades físicas.

4) Cabezal de ducha portátil

Una de las modificaciones de baño más sencillas que se pueden agregar para hacerlo más seguro es un cabezal de ducha portátil. Son fáciles de instalar y pueden ser extremadamente útiles para adultos mayores.

Un cabezal de ducha portátil puede ayudar a reducir el riesgo de caídas de varias maneras.

En primer lugar, permite que las personas alcancen todas las partes de su cuerpo, incluyendo áreas de difícil acceso, sin tener que torcerse o alcanzar de manera inestable.

En segundo lugar, les brinda a las personas un mayor control sobre el flujo de agua y la temperatura, lo que les permite ajustarlos al nivel más cómodo y seguro.

Por último, al colocar el cabezal de ducha en una posición más baja, un cabezal de ducha portátil puede reducir la necesidad de que las personas se inclinen o estiren, manteniendo una postura más estable.

Estas ventajas pueden parecer pequeñas, pero pueden marcar una gran diferencia, especialmente para personas con movilidad limitada o problemas de equilibrio.

5) Lever Faucet Handles

¡Acabo de reemplazar la manija redonda de mi grifo de la ducha por un modelo de palanca y estoy muy agradecido/a de haberlo hecho!

Las manijas de grifo de palanca están ganando cada vez más popularidad, y por una buena razón. No solo lucen geniales, sino que también facilitan mucho encender y apagar el agua, e incluso ajustar la temperatura.

Esto es especialmente beneficioso para personas mayores con destreza o fuerza limitada en las manos. El mango amplio facilita el agarre, mientras que un ligero toque es todo lo que se necesita para encender y apagar el agua.

6) Recubrimiento antideslizante en la bañera

Los recubrimientos antideslizantes para bañeras son excelentes medidas de seguridad para cualquier hogar, pero especialmente para aquellos en los que viven adultos mayores.

Son una forma efectiva de aumentar la seguridad en el baño, especialmente para las personas mayores. Estos recubrimientos están diseñados para crear una superficie texturizada y antideslizante en el piso de la bañera, reduciendo el riesgo de caídas cuando la bañera está mojada.

Generalmente están hechos de materiales como resina epoxi y se adhieren directamente a la superficie de la bañera. El recubrimiento suele ser transparente o blanco, lo que le permite integrarse sin problemas con el diseño existente de la bañera.

Pasos para aplicar un recubrimiento antideslizante:

Aplicar un recubrimiento antideslizante es un proceso relativamente sencillo.

  • Primero, la superficie de la bañera debe limpiarse minuciosamente y secarse.
  • Luego, se aplica el recubrimiento, generalmente con un rodillo o una brocha, y se permite que se seque. Es crucial seguir las instrucciones del fabricante de cerca para asegurarse de que el recubrimiento se adhiera correctamente y proporcione el nivel deseado de resistencia al deslizamiento.
  • Una vez aplicado, el recubrimiento es duradero y puede resistir el uso regular, pero es posible que deba volver a aplicarse con el tiempo para mantener su efectividad.

Si bien los recubrimientos antideslizantes pueden mejorar significativamente la seguridad de la bañera, se deben utilizar en conjunto con otras medidas de seguridad, como barras de agarre y alfombras antideslizantes, para obtener la máxima protección.

Alfombras de baño y calcomanías

Otro método que puedes utilizar para hacer que el piso de la bañera sea menos resbaladizo es utilizar alfombras de baño o calcomanías para la bañera.

7) Sobre los elevadores de bañera

Los elevadores de bañera son una excelente herramienta para personas mayores que tienen problemas de movilidad o dificultades para entrar y salir de la bañera.

Estos dispositivos son básicamente asientos mecánicos que se colocan en la bañera y pueden bajar y subir a una persona dentro y fuera del agua del baño.

Funcionan mediante un motor y suelen controlarse con un mando a distancia portátil, lo que permite al usuario controlar su movimiento dentro y fuera de la bañera a un ritmo cómodo y seguro.

Existen varios tipos de elevadores de bañera disponibles, que incluyen modelos inflables, elevadores reclinables y elevadores de asiento fijo.

Los elevadores inflables utilizan aire para elevar y descender el asiento, mientras que los elevadores reclinables permiten al usuario reclinar y relajarse en la bañera.

Por otro lado, los elevadores de asiento fijo mantienen una posición constante del asiento. La elección entre estos tipos depende de las necesidades y preferencias individuales.

Los elevadores de bañera pueden mejorar significativamente la experiencia de baño para las personas mayores, haciéndola más segura y cómoda. Reducen el riesgo de resbalones y caídas, y también disminuyen la necesidad de asistencia del cuidador, promoviendo así la independencia.

Sin embargo, es importante asegurarse de que el elevador elegido se ajuste adecuadamente a la bañera y de que el usuario sepa cómo utilizarlo de manera segura. Al igual que con cualquier dispositivo de seguridad, un elevador de bañera debe formar parte de un enfoque integral de seguridad en el baño para personas mayores.

8) Cómo salir de una bañera de manera segura

Una forma extremadamente útil de prevenir caídas en el baño es conocer la forma más segura de salir de la bañera.

Además del envejecimiento, condiciones como la artritis, problemas en las articulaciones y otras condiciones propias de la vejez hacen que este proceso sea más complicado que cuando éramos jóvenes.

Piénsalo: todos hemos aprendido a simplemente ponernos de pie y luego pasar una pierna sobre el borde de la bañera, seguida por la otra.

Pero cuando una persona mayor sale de la bañera de esta manera (especialmente con los pies mojados), es una receta para una caída.

En cambio, aquí tienes la forma más segura de salir de la bañera si no estás usando una silla de baño o no tienes barras de agarre instaladas:

Nota: esto asume que tienes suficiente fuerza en la parte superior del cuerpo para levantarte y que puedes ponerte de rodillas. Si no es así, por favor, no entres en la bañera y opta por una ducha sin escalón en su lugar.

  • Comienza desde una posición sentada en el suelo de la bañera.
  • Agarra el borde de la bañera (asegúrate de que esté seco primero) y jálalo hacia ti hasta que hayas girado hacia un costado. (Ten una toalla al alcance para secar el borde de la bañera).
  • Coloca las manos planas en el piso de la bañera y luego colócate de rodillas para que estés mirando hacia el fondo de la bañera.
  • Empújate hacia arriba hasta ponerte de rodillas mientras sujetas ambos bordes de la bañera. Ahora deberías estar de rodillas.
  • Levanta lentamente las rodillas del piso de la bañera mientras sigues sujetando los bordes de la bañera hasta que estés de pie.
  • Si es más fácil, puedes levantar una pierna para colocar un pie plano en el suelo de la bañera y luego repetir el proceso con la segunda pierna.
  • Mientras aún te aferras al borde de la bañera, levanta una pierna y llévala por encima del borde de la bañera. (Es muy importante que el suelo junto a la bañera no esté mojado, y es aún mejor usar una alfombrilla antideslizante).
  • Levanta la otra pierna y llévala por encima del borde de la bañera mientras aún sujetas los bordes de la bañera.
  • Una vez que ambas piernas estén fuera de la bañera, si necesitas agarrarte de algo para ponerte de pie, sujétate del lavabo o de una pared cercana.

Siguiendo estos pasos se puede reducir el riesgo de caídas, pero en mi opinión, lo mejor que se puede hacer es utilizar una silla o banco para la bañera, superficies antideslizantes dentro de la bañera y en el suelo del baño, y barras de agarre.

Caídas y lesiones en el baño entre las personas mayores

La razón por la que la seguridad en la bañera es tan importante para las personas mayores es que este tipo de caídas pueden ocasionar lesiones graves, como fracturas y lesiones cerebrales traumáticas.

Las caídas son un problema grave para las personas mayores. Una de cada cuatro personas mayores (aquellas de 65 años o más) se cae cada año.

A una edad avanzada, estas caídas generalmente no se limitan a un simple hematoma. De hecho, una de cada cinco caídas en personas mayores provoca una lesión grave, como una fractura ósea o una lesión en la cabeza.

Los informes de los CDC indican que “más de 800,000 pacientes al año son hospitalizados debido a una lesión por caída, principalmente debido a una lesión en la cabeza o una fractura de cadera“.

El riesgo de caídas es especialmente alto en el baño, convirtiéndolo en el lugar más peligroso para las personas mayores. Las superficies duras de una bañera o ducha aumentan la probabilidad de resbalones y caídas.

Por lo tanto, es esencial contar con medidas de protección contra caídas, como las que mencionamos a continuación, para ayudar a reducir este riesgo.

Efectos de amplio alcance de las caídas

Desafortunadamente, el dolor no se detiene con la primera caída. Una vez que una persona mayor ha caído, sus posibilidades de volver a caer se duplican.

Las caídas también tienen un efecto psicológico en las personas mayores. Si se caen, se vuelven más temerosas de volver a caer. Como resultado, algunos adultos mayores reducen inconscientemente sus actividades diarias.

*NOTA: Debido a los efectos graves de las caídas, es importante que una persona mayor siempre consulte con su médico después de una caída.

Existen algunos factores de riesgo conocidos que contribuyen a las caídas. Si bien no están específicamente relacionados con el baño, generalmente una caída no se debe a un solo factor de riesgo, sino que es el resultado de una combinación de factores.

Estos factores de riesgo son:

  • Debilidad en la parte inferior del cuerpo
  • Deficiencia de vitamina D
  • Dificultades al caminar y problemas de equilibrio
  • Ciertos medicamentos, que pueden afectar el equilibrio y la estabilidad de una persona mayor al estar de pie
  • Problemas de visión
  • Dolor en los pies o calzado inadecuado (o calzado que se ha desgastado en la parte inferior de las suelas)
  • Peligros en el hogar (escalones rotos, alfombras sueltas, desorden en el que una persona mayor podría resbalar, o superficies resbaladizas como azulejos)

Un médico puede abordar algunos de estos riesgos al evaluar los medicamentos del adulto mayor, recomendar un suplemento de vitamina D y/o sugerir que se realice un examen de la vista.

Un adulto mayor también puede abordar los problemas no médicos por su cuenta.

Los ejercicios de fuerza y equilibrio, como el yoga de silla o programas de ejercicio adaptados a personas mayores, fortalecerán sus piernas y mejorarán el equilibrio.

Revisar la casa del adulto mayor y eliminar objetos con los que puedan tropezar también es útil, así como instalar una segunda barandilla en las escaleras y añadir barras de agarre junto al inodoro y dentro de la bañera o ducha.

En conclusión

Realizar estos cambios sencillos en el área de la bañera puede marcar una gran diferencia para hacerla más segura para ti o tus seres queridos mayores.

Skip to content